¿Por el tango o por Gardel?

Desde 1977, por disposición del gobierno argentino, todos los 11 de diciembre se festeja el Día Nacional del Tango, coincidiendo con el aniversario natal de Carlos Gardel y Julio DeCaro que nacieron en distinto año pero en el mismo día y mes. No mentimos al decir que como día de tango y natalicio de DeCaro, en más de media docena de años ha pasado este día inadvertido, con la sola excepción de los gardelianos que dificultamos lo olviden.

Es que Charles Romualdo Gardés sólo lo fue así hasta los tres años de vida y de allí para adelante, lejos de su cuna francesa afincado en el ya deslumbrante predio de Juan de Garay, su Buenos Aires querido, asimiló todo aquello que brotaba de labios del cantar plebe de su ciudad adoptiva y frente a ese enjambre de palabras que formaban los diccionarios de la lengua, nuestra lengua hispana, se alza la corriente tan expresiva llena de verdad y llena de fuerza e impulso de vertientes inagotables que es el hablar plebeyo, hablar del que bebieron Gardel en el suburbio porteño así como Felipe Pinglo en su barrio limeño, casi por el mismo tiempo, instantes en que el minué y la gavota, así como otros bailes eran desplazados como por arte de magia por el tango en Buenos Aires y el vals en Lima.

Internacionalmente el tango tuvo más fortuna por razones obvias; el fenómeno Gardel se hizo carne en las juventudes de París, Madrid, Barcelona y otras grandes urbes latinas de Europa; y desde 1928, es Carlos Gardel el que enarbola la bandera del tango en todas las latitudes con su voz, con su acento, su personalidad definida y una simpatía ilimitada que a pesar de los grandes frutos que produjo su obra al advenimiento de nuevos músicos y cantores, él, después de 50 años de ausencia terrena, sigue siendo la vigencia del tango.

Podemos asegurar que hoy en Buenos Aires el Día del Tango no es el que interesa a los porteños. Hoy lo que ellos van a recordar, con la nostalgia de siempre son los 99 años que en esta fecha cumpliría, como declaró para El Comercio alguna vez Enrique Cadícamo, ‘el que no tiene substituto’. Esta fecha gardeliana nos invita a una reflexión. Que la canción popular latinoamericana, entre las que podemos citar las de Argentina, Brasil, Cuba, Chile, México, la nuestra, entre cuyos juglares bien puede mencionarse a Enrique Santos Discépolo, Ari Barroso, Ernesto Lecuona, Osmán Pérez Freyre, Agustín Lara, Felipe Pinglo y Chabuca Granda, por no mencionar más, se han enraizado tanto que demuestran claramente que son el fruto de un mensaje palpitante que ha brotado espontáneamente del alma misma. Y pasará la centuria y seguirán perennes.

Lunes 11 de diciembre de 1989.

Por Gonzalo Toledo

Columna “Déjame que te cuente…” (Diario El Comercio)

Sabrosa jarana: las 10 mejores canciones criollas

El cajón te llama insistente, la guitarra te acaricia decidido, una voz poderosa te seduce, te atrapa, mientras la letra te estruja el sensible corazón. Elementos que juntos constituyen un combo de infarto cuyo efecto es ineludible. Se llama música criolla, ritmo que es sinónimo de tradición, de sentimiento, de Perú. Hoy es su día. Fecha de jarana, de rompe y raja, de celebración. Es tiempo de festejar su glorioso impacto y de enaltecer aquellas canciones que llevamos impresas en nuestro rojo y blanco corazón. Con ustedes algunas de las más dignas representantes de este ritmo con olor a lomo saltado, con sabor a suspiro, a pisco sour, a cerveza, a ranfañote, a tierra nuestra. Con ustedes, diez criollísimas en su punto.

1. “LA FLOR DE LA CANELA”
Este tema es más que una canción, es un himno del criollismo y además, la composición que lanzó a la popularidad a la más emblemática criolla de todos los tiempos, Chabuca Granda. Este vals habla de doña Victoria Angulo Castillo, distinguida señora de descendencia afro peruana y muy amiga de la compositora. Este tema alcanzó la fama al ser interpretada, en 1951, por el trío Los Chamas y desde allí ha sido interpretada por un extenso número de cantantes, tanto nacionales como internacionales, entre los que destacan Caetano Veloso, Plácido Domingo y Julio Iglesias.

2. “REGRESA”
No puede dormir. Lo extraña. Una canción empieza a repiquetear en su cerebro, la acompaña, la hace fuerte. “Regresa”, empieza a gritar. Es que es un hecho, este es el canto por antonomasia del amor perdido. De ese que se fue. Pero también es una súplica, una declaración de amor. Canción pasional hasta decir basta, que nos regaló el prolífico Augusto Polo Campos y que inmortalizó la indeleble voz de ‘La morena de oro del Perú’, la grandísima Lucha Reyes, quien además falleció un día como hoy, hace 38 años. Definitivamente un básico para esta fecha.

3. “MI PROPIEDAD PRIVADA”
La matrícula de ese carro lleva mi nombre, es que ese hombre es mío, mío, mío, para siempre mío y para que lo sepan todas con sangre de mis venas le marcaré la frente, para que lo respeten aún con la mirada, es que él es “Mi propiedad privada”. Sin duda este es el manual del celoso o celosa hecho canción, poderío musical del puño y letra del genial cajamarquino Luis Abanto Morales y que escuchamos gracias a las desgarradoras interpretaciones de la gran Lucha Reyes, de Eva Ayllón, de Bartola y de tantas otras. Así que si deseas gritarle al mundo entero que el objeto de tu afecto te pertenece, ya sabes qué canción entonar.

4. “EL PLEBEYO”
No podía faltar en esta lista la increíble canción que escribió Felipe Pinglo Alva. Este tema intentó romper las arraigadas costumbres aristocráticas y reflejar la multiculturalidad de nuestro país. Una canción con enseñanza que, junto a temas como el genial “Cholo Soy”, nos invita a por fin romper las barreras sin sentido y amar a nuestra tierra por diferente y plural.

5. “CONTIGO PERÚ”
“Ojalá pudiera darte mi vida y cuando yo muera unirme en la tierra contigo Perú”, reza este increíble vals, compuesto por Augusto Polo Campos, que de la mano del fallecido Arturo ‘Zambo’ Cavero se convierte en una inyección de patriotismo directamente a la vena. Definitivamente un canto para adorar nuestro país.

6. “NUESTRO SECRETO”
Para los amantes de lo prohibido esta oda a lo secreto habla de la historia de dos infieles que se encuentran a escondidas para amarse descontroladamente. Una forma de gritar a los cuatro vientos la más profunda verdad. Catárquico tema escrito por Félix Pasache y cantado por los más grandes, entre los que destaca una vez más el ‘Zambo’ Cavero e interpretado también en múltiples géneros como salsa o trova.

7. “JOSÉ ANTONIO”
Aquí, otra joya que la espectacular Chabuca Granda, como siempre derramando lisura, nos regaló. El tema ensalza al emblemático chalán y nos habla de su garbo y elegancia. Otro himno de criollísimo encanto.

8. “ALMA, CORAZÓN Y VIDA”
Una declaración de amor a la peruana. Sin fortuna, pero entregado al ser amado, a ese que sin pensarlo le entregamos el alma, el corazón y la vida y nada más. Romanticismo hasta decir basta y emoción grabada en las mentes de cada peruano gracias a Adrián Flores, el creador de la música y la letra de este canto para los enamorados.

9. “Y SE LLAMA PERÚ”
El objeto de la inspiración de muchos criollos no es solamente el ser amado, también, y por obvias razones, es esta riquísima tierra del sol. Augusto Polo Campos nos obsequió el más patriótico acróstico de todos, un poema a la patria roja y blanca, esa que “se llama Perú con P de patria, la e del ejemplo, la R de rifle y la U de la unión. Otro básico para el día de hoy.

10. “MAL PASO”
“Argumentando que tienes mala suerte vas contándole a la gente la razón de tu fracaso”. Directa, poderosa y simplemente despechada este tema que enaltece el error se hizo conocido al ser interpretado por la agrupación “Los Quipus”, de dónde salió la mismísima Eva Ayllón. Como para contar a voz en cuello a ese(a) desgraciado(a) que te dejó con los crespos hechos.

Así finaliza esta lista con sabor peruano. Recopilación que podría ser mucho más extensa. Reopilación que tal vez debería incorporar temas como “Ódiame”, “Ritmo, color y sabor”, “Toro Mata”, “Cuando llora mi guitarra”, “Como una rosa roja”, entre muchas, muchísimas más. Es que el repertorio musical es inmensamente extenso y colorido. Como podemos ver, las razones sobran para festejar un vez más el ilustrísimo Día de la Canción Criolla.

Fuente: elcomercio.pe

Andrés Cárpena, el gardeliano de Lima

Es en este mes de junio que el mundo latino evoca con sentimiento a Carlos Gardel, mito cantor desaparecido en 1935 en tragedia aérea de Medellín. A él se le atribuye con razón la consagración del tango en el gusto público y al hablar de Gardel entre nosotros, se justifica hacerlo también con el más fervoroso de los gardelianos: Andrés Cárpena.

Andresito, como cariñosamente se le llama, que hizo sus primeras armas de glosador de tangos, circunstancialmente en Radio Mitre de Buenos Aires en 1950, se debió a invitación del notable Julio Jorge Nelson, el más enterado tratadista de Gardel y por ende muy gardeliano entre los bonaerenses, que conducía un programa en esa emisora.

Andrés, integrante de «la barra» que se reunía en cercana esquina de la Av. Arenales donde tenía sus estudios la estación, ya era plenamente capacitado para oficiar de glosador por cuanto había leído mucho a esclarecidos lunfardistas como José Alvarez, Miguel Ocampo, Angel Villoldo, Celedonio Flores, el Yacaré y Pascual Contursi, alternado con Alberto Vacarezza, Enrique Cadícamo, Josué Quesada, Julián Centeya y Carlos de la Púa. Pero fue la lectura de Benigno Baldomero Lugones, reconocido entre los más notables estudiosos del lunfardo, que lo convirtió en fanático de Gardel.

Nuestro compatriota asoció el talento de Lugones y el virtuosismo del cancionero de Gardel y llegó a la conclusión que han llegado todos, que Carlos Gardel inventó el tango y en su voz ganó al mundo latino, introduciendo el hablar canero, al que Lugones le dio otra personalidad, al recoger la voz lunfarda con la que se designa al sector porteño del hampa, a quienes viven en él y su peculiar manera de expresarse: «Qué te voy a hablar de Buenos Aires, si el tango lo dice todo…».

Andrés Cárpena tuvo auspicioso ingreso a los centros nocturnos de la capital platense. Ya en Lima, en la década del 60, se instala en su local ‘El Rincón de Buenos Aires’ en Miraflores y luego pasa por todas las tanguerías hasta convertirse casi insustituible para decir glosas de tango: «Que haces vals, con vos tengo que hablar. / Me viste entrar en tu casa sin preguntarme quién era, no te importó que un cualquiera venga a sentarse a tu mesa. / Yo vine con mi tristeza a compartir junto a vos lo que nos pasa a los dos. / Vos sos vals, yo soy el tango. / A tí te cantó el gran Pinglo a mi Carlitos Gardel. / Sos el hijo del plebeyo que en el huerto de su amada se le cayó un lagrimón cuando lloró su guitarra. / Yo también cuesta abajo por la vida voy rodando. / Por eso es que argentinos y peruanos por el mundo van cantando».

Ahora que se aproxima el 55 aniversario de la tragedia de Medellin, Andrés Cárpena con sus nostálgicas glosas en ‘Caminito’ y emisoras locales evocará al zorzal criollo que cada día canta más.

Lunes 11 de junio de 1990.

Por Gonzalo Toledo

Columna “Déjame que te cuente…” (Diario El Comercio)

Saqra

Saqra ocupa un espacio lindo en el Pasaje el Suche. Su ambientación que combina estrellas, sillas de diferentes colores, paredes con personalidad propia, son el entorno de un lugar donde comer se vuelve toda una experiencia… desde la lectura de la carta que tiene platos muy enredados, hasta las fusiones de ingredientes y sabores. Muy peruanos eso sí. No esperen que les sirvan como para llenarse, es nada más una muestra elegante de lo que se puede hacer con ingredientes autóctonos y un poco de imaginación. Vale la pena probar.

Las claves del concurso Wayra de Telefónica

Los ganandores del concurso Wayra reciben US$ 50,000 para desarrollar su idea de negocio tecnológicos (a cambio del 10% de las acciones de la futura empresa), además de recibir capacitaciones de los expertos en la academia, patrocinada por Telefónica.

Rueda con inversionistas
“Una vez que termina la academia, el objetivo es que se consiga financiamiento también de otras empresas. En algunos casos, bastarán US$ 100,000 pero para otros es necesario manejar cerca de US$ 1 millón”, explica Juan Rosas.

Así, otro de los beneficios que promociona el programa es su red de contactos internacionales. Ya que, con unos viajes organizados por Wayra Perú, los participantes pueden lograr alianzas o joint ventures con empresarios del exterior más rápido que si realizaran visitas independientes.

Cómo entrar
La convocatoria estará abierta hasta el 3 de junio. El proyecto y demás datos se incriben a través de su página web Wayra.org .

Fuente: gestion.pe