Saqra

Saqra ocupa un espacio lindo en el Pasaje el Suche. Su ambientación que combina estrellas, sillas de diferentes colores, paredes con personalidad propia, son el entorno de un lugar donde comer se vuelve toda una experiencia… desde la lectura de la carta que tiene platos muy enredados, hasta las fusiones de ingredientes y sabores. Muy peruanos eso sí. No esperen que les sirvan como para llenarse, es nada más una muestra elegante de lo que se puede hacer con ingredientes autóctonos y un poco de imaginación. Vale la pena probar.

El Antojito de la Selva

En el Mercado de Magdalena hay muchas curiosidades. Si buscas ingredientes particulares para la cocina es muy probable que los encuentres allí. En este mercado se encuentra un point llamado ‘El Antojito de la Selva’ que no tiene pierde para degustar «de la selva, sus manjares»: ensalada de chonta, chupetes de aguaje, jugo de camu-camu, de cocona, juanes, tacacho con cecina, humitas, palometa y otros potajes oriundos de nuestra rica selva. Es un ‘must’.

InSitu Bar – Hotel Westin

Si quieres un lugar acogedor, chic, tranquilo y con una carta impecable, InSitu Bar, ubicado en el primer piso del Hotel Westin es la elección. El lugar nos transporta a un ambiente de distención de estilo inglés. Si bien es cierto que aparenta ser un lugar destinado para gente mayor, su carta dice otra cosa. Muchos cocteles divertidos, innovadores, sin dejar de lado los clásicos. No hay pierde con el Pisco Sour y el Westin (uno de los especiales de la casa). Y si hablamos de piqueos, también tendrán una buena selección para paladares exigentes. El promedio de un cóctel es 25 soles.

Maido

A pedido de una amiga y la curiosidad compartida fuimos a almorzar a Maido. Un restaurante de comida japonesa y nikkei que sorprende por su fuerza en cuanto a recursos humanos y su servicio, un local de 3 pisos muy agradable de decoración minimalista y una variada carta de bebidas y platos.

Este restaurante pertenece a Mitsuharu Tsumura, más conocido como Micha, chef nikkei peruano graduado con honores como Licenciado en Artes Culinarias y Bachiller en Administración de Alimentos y Bebidas por la Universidad Johnson & Wales de EE.UU. Luego Micha se especializó en cocina japonesa en la ciudad de Osaka. Su pasión por la gastronomía lo inspira a crear Maido. Dicha propuesta hizo que sea elegido el mejor chef del 2010 según el diario El Comercio. Hoy es parte del comité organizador de Mistura e incluso participa como jurado en Master Chef Perú, un programa de televisión que promueve el talento culinario de los peruanos.

Volviendo al lugar de los hechos. Fue un almuerzo muy bueno, con makis de estilo fusión, nigiris y temakis crujientes (como para repetirlos), cerrando con un okonomiyaki de-li-cio-so y takoyaki (que no es de mis favoritos, pero estuvo bueno). Estos últimos ‘solo para conocedores’. Si saben de comida japonesa, no se olviden de pedir la carta de comida japonesa tradicional. Esta vez no hubo cócteles y tragos de por medio, pero asumo que también deben estar buenos. Quedan pendientes.

Dulcería Manjares Peruanos

En una zona muy concurrida del distrito de San Borja, encontramos esta dulcería ‘Manjares Peruanos’. El lugar es pequeño pero está repleto de opciones de postres peruanos. Mazamorra morada, ranfañote, picarones, leche asada, arroz con leche, arroz zambito, turrón de Doña Pepa y la lista sigue… ¡Imperdibles! Para comer allí y para llevar.

Cremoladas Angélica

Angélica Obregón siempre había vendido frutas con sus padres. En 1987 abrió una pequeña tienda en La Molina donde incursionó en la venta de helados y cremoladas. Se perfeccionó en la Universidad Agraria y hoy ‘Cremoladas Angélica’ es un éxito. Existen 36 sabores y otros están en desarrollo. Como el sol todavía no se quiere ir, esta opción de postre es perfecta. Incluso en el invierno, ese antojito de algo frío cae como anillo al dedo. ¡La lúcuma y la uva no tienen pierde!

Su otro local está en:

Psje. Los Copales 130 Urb. Los Sirius – La Molina
(Por la Av. Raúl Ferrero, espalda Grifo REPSOL)
Teléfono: 495-2966