Sabrosa jarana: las 10 mejores canciones criollas

El cajón te llama insistente, la guitarra te acaricia decidido, una voz poderosa te seduce, te atrapa, mientras la letra te estruja el sensible corazón. Elementos que juntos constituyen un combo de infarto cuyo efecto es ineludible. Se llama música criolla, ritmo que es sinónimo de tradición, de sentimiento, de Perú. Hoy es su día. Fecha de jarana, de rompe y raja, de celebración. Es tiempo de festejar su glorioso impacto y de enaltecer aquellas canciones que llevamos impresas en nuestro rojo y blanco corazón. Con ustedes algunas de las más dignas representantes de este ritmo con olor a lomo saltado, con sabor a suspiro, a pisco sour, a cerveza, a ranfañote, a tierra nuestra. Con ustedes, diez criollísimas en su punto.

1. “LA FLOR DE LA CANELA”
Este tema es más que una canción, es un himno del criollismo y además, la composición que lanzó a la popularidad a la más emblemática criolla de todos los tiempos, Chabuca Granda. Este vals habla de doña Victoria Angulo Castillo, distinguida señora de descendencia afro peruana y muy amiga de la compositora. Este tema alcanzó la fama al ser interpretada, en 1951, por el trío Los Chamas y desde allí ha sido interpretada por un extenso número de cantantes, tanto nacionales como internacionales, entre los que destacan Caetano Veloso, Plácido Domingo y Julio Iglesias.

2. “REGRESA”
No puede dormir. Lo extraña. Una canción empieza a repiquetear en su cerebro, la acompaña, la hace fuerte. “Regresa”, empieza a gritar. Es que es un hecho, este es el canto por antonomasia del amor perdido. De ese que se fue. Pero también es una súplica, una declaración de amor. Canción pasional hasta decir basta, que nos regaló el prolífico Augusto Polo Campos y que inmortalizó la indeleble voz de ‘La morena de oro del Perú’, la grandísima Lucha Reyes, quien además falleció un día como hoy, hace 38 años. Definitivamente un básico para esta fecha.

3. “MI PROPIEDAD PRIVADA”
La matrícula de ese carro lleva mi nombre, es que ese hombre es mío, mío, mío, para siempre mío y para que lo sepan todas con sangre de mis venas le marcaré la frente, para que lo respeten aún con la mirada, es que él es “Mi propiedad privada”. Sin duda este es el manual del celoso o celosa hecho canción, poderío musical del puño y letra del genial cajamarquino Luis Abanto Morales y que escuchamos gracias a las desgarradoras interpretaciones de la gran Lucha Reyes, de Eva Ayllón, de Bartola y de tantas otras. Así que si deseas gritarle al mundo entero que el objeto de tu afecto te pertenece, ya sabes qué canción entonar.

4. “EL PLEBEYO”
No podía faltar en esta lista la increíble canción que escribió Felipe Pinglo Alva. Este tema intentó romper las arraigadas costumbres aristocráticas y reflejar la multiculturalidad de nuestro país. Una canción con enseñanza que, junto a temas como el genial “Cholo Soy”, nos invita a por fin romper las barreras sin sentido y amar a nuestra tierra por diferente y plural.

5. “CONTIGO PERÚ”
“Ojalá pudiera darte mi vida y cuando yo muera unirme en la tierra contigo Perú”, reza este increíble vals, compuesto por Augusto Polo Campos, que de la mano del fallecido Arturo ‘Zambo’ Cavero se convierte en una inyección de patriotismo directamente a la vena. Definitivamente un canto para adorar nuestro país.

6. “NUESTRO SECRETO”
Para los amantes de lo prohibido esta oda a lo secreto habla de la historia de dos infieles que se encuentran a escondidas para amarse descontroladamente. Una forma de gritar a los cuatro vientos la más profunda verdad. Catárquico tema escrito por Félix Pasache y cantado por los más grandes, entre los que destaca una vez más el ‘Zambo’ Cavero e interpretado también en múltiples géneros como salsa o trova.

7. “JOSÉ ANTONIO”
Aquí, otra joya que la espectacular Chabuca Granda, como siempre derramando lisura, nos regaló. El tema ensalza al emblemático chalán y nos habla de su garbo y elegancia. Otro himno de criollísimo encanto.

8. “ALMA, CORAZÓN Y VIDA”
Una declaración de amor a la peruana. Sin fortuna, pero entregado al ser amado, a ese que sin pensarlo le entregamos el alma, el corazón y la vida y nada más. Romanticismo hasta decir basta y emoción grabada en las mentes de cada peruano gracias a Adrián Flores, el creador de la música y la letra de este canto para los enamorados.

9. “Y SE LLAMA PERÚ”
El objeto de la inspiración de muchos criollos no es solamente el ser amado, también, y por obvias razones, es esta riquísima tierra del sol. Augusto Polo Campos nos obsequió el más patriótico acróstico de todos, un poema a la patria roja y blanca, esa que “se llama Perú con P de patria, la e del ejemplo, la R de rifle y la U de la unión. Otro básico para el día de hoy.

10. “MAL PASO”
“Argumentando que tienes mala suerte vas contándole a la gente la razón de tu fracaso”. Directa, poderosa y simplemente despechada este tema que enaltece el error se hizo conocido al ser interpretado por la agrupación “Los Quipus”, de dónde salió la mismísima Eva Ayllón. Como para contar a voz en cuello a ese(a) desgraciado(a) que te dejó con los crespos hechos.

Así finaliza esta lista con sabor peruano. Recopilación que podría ser mucho más extensa. Reopilación que tal vez debería incorporar temas como “Ódiame”, “Ritmo, color y sabor”, “Toro Mata”, “Cuando llora mi guitarra”, “Como una rosa roja”, entre muchas, muchísimas más. Es que el repertorio musical es inmensamente extenso y colorido. Como podemos ver, las razones sobran para festejar un vez más el ilustrísimo Día de la Canción Criolla.

Fuente: elcomercio.pe

Esta sección tiene que ser… ¡música peruana!

Y es así como cambiamos esta sección. No más hits del momento. Renovamos nuestro espíritu limeño-peruano y revaloramos lo nuestro. Por ello, a partir de este post en adelante, todo lo que publicaremos aquí será sobre nuestra música peruana; desde aquellos cantos andinos, pasando por las melodías acompañadas de guitarras y cajón, unas marineras al compás de una banda, tonderos, valses, cumbias, boleros, baladas, rock, funk, y todos los demás géneros pero hechos con alma, corazón y vida made in Perú.

¡Que viva el Perú, señores!

¿Quieres colaborar con esta sección? Envíanos a [email protected] el título de tu canción favorita y cuéntanos por qué es tan importante para tí. ¡Esperamos tus canciones!

Feliz Día de la Canción Criolla * Varios intérpretes


Calentando motores para el festejo de hoy, «Día de la Canción Criolla», aquí les dejamos una selección de aquellas tonadas que han hecho bailar y cantar a tantas generaciones y que esperamos sigan difundiéndose eternamente.

Contigo Perú * Zambo Cavero y Oscar Avilés

Cuando despiertan mis ojos y veo
que sigo viviendo contigo, Perú,
emocionado doy gracias al cielo
por darme la vida contigo, Perú.

Eres muy grande y lo seguirás siendo,
pues todos estamos contigo, Perú.
Sobre mi pecho llevo tus colores
y están mis amores contigo, Perú.
Somos tus hijos y nos uniremos
y así triunfaremos contigo, Perú.

Unida la Costa, unida la Sierra,
unida la Selva contigo, Perú.
Unido el trabajo, unido el deporte,
unidos el Norte, el Centro y el Sur.
A triunfar, peruanos, que somos hermanos
que se haga victoria nuestra gratitud.

Te daré la vida y cuando yo muera,
me uniré en la tierra contigo, Perú.

Yo perdí el corazón * Eva Ayllón

Yo perdí el corazón
una tarde lejana
una tarde de aquellas
cuando el amor nos llama
y hasta hoy te recuerdo
y alguna vez te sueño
dormido entre mis brazos
acariciando el tiempo

Yo perdí el corazón
pero no me arrepiento
porque pude sentir cosas
que hoy ya no siento
y aunque me regalaste
poco a poco tu
olvido yo nunca
me arrepiento
por haberte querido

Y que será de mí
hoy que todo acabó
si yo me acostumbré
a vivir para tí
la culpable soy yo
por tener corazón
por regalarte mi alma
y perder la razón.

Mal Paso * Eva Ayllón

Argumentando que tienes mala suerte
vas diciéndole a la gente
la razón de tu fracaso

Pero la gente que es tan cruel y despiadada
y que no le importa nada
se ríen de tu fracaso (bis)

Ahora sufres
y vives angustiada
tu sabrás lo que te toca
siempre fuiste vanidosa

Dice la gente
que es tan cruel y despiadada
que si estás abandonada
es porque no eres gran cosa (bis)

Y si algún día te acuerdas de mí
recuerda que yo te quise tanto
Y tu sin piedad te fuiste de mí
sabiendo que te amaba
me pagaste mal (bis).

Cuando llora mi guitarra * Bartola

Cansado de llamarte
con mi alma destrozada,
comprendo que no vienes
porque no quiere Dios.

//Y al ver que inútilmente,
te envío mis palabras,
llorando mi guitarra,
te deja oír su voz//

(*) Llora guitarra porque eres mi voz de dolor
grita su nombre de nuevo si no te escucho,
y dile que aún la quiero que aún espero que vuelva,
que si no viene mi amor no tiene consuelo,
que solitario sin su cariño me muero.

Guitarra, tú que interpretas en tu gritar mi quebranto,
tú que recibes en tu madero mi llanto,
llora conmigo si no la vieras volver.. (*)

El huerto de mi amada * Morochucos

Si pasas por la vera del huerto de mi amada
al expandir tu vista hacia el fondo veras
un florestal que pone tonos primaverales
en la quietud amable que los arbustos dan.

Allá es donde he dejado lo mejor de mi vida
ahí mis juramentos vagando han de flotar

BIS: por que ese ha sido el nido de amargos
sufrimientos y allí la infame supo de mi amor renegar.

Quien quiera con el alma el corazón no mande
quien busque amores buenos que deje de sonar,
el corazón y el alma son dos fuerzas humanas
que emprenden una senda para no regresar.

Sus afectos son leyes que gobiernan y mandan
labrando así la dicha como tambien el mal

BIS: y reciben y cumplen las voces del destino
que tan pronto nos rie o nos hace llorar.

Rebeca * Eva Ayllón y Cecilia Barraza

Rebeca, yo muero por ti,
Rebeca, me muero por ti;
lejos de ti me siento abatido
tú recordaras el amor prometido
al escuchar mis labios con fervor.

Aquí me tienes penando
sin poderme consolar
y a todas horas te ruego
no me vayas, Rebeca a olvidar.

Recuerda cuando anduvimos
por montes y serranías
cuando la sed te mataba
de mis lágrimas bebías.

Lejano amor * Los Embajadores Criollos

Lejano estoy
de un gran amor de cual soy dueño
lejano estoy
yo corazón por que me apenas

Lejano estoy pero de lejos te querré
a cada paso te veré
como la luz de mi existir (Bis)

Has de volver
a estos lares tan queridos
donde mi amor
puro y santo te ofrecí.

Lejano amor
Eres mi bien mi adoración
Mi inspiracion tuya es mi vida
y todo mi querer.(Bis)

Desde que te fuiste * Trío Los Chamas

Desde que te fuiste
ya no tiene aquel cielo,
su resplandor divino
como cuando estabas tú.

Ni tampoco escucho los cantos sublimes,
de los ruiseñores al pie de tu balcón.

Y ni el viento silba alegres melodías
Que aprendió de tus labios,
cuando me cantabas.

Hasta el bello bosque se ha quedado dormido
Llorando en silencio
Al fin de tu partida

Ayayayay mi guitarra triste no entona melodías,
que juntos muy juntos cantamos con ella.
El lirio bendito, testigo callado,
De nuestro romance ya se marchitado.
El cuartito llora, al verme tan solo,
Rezando tu nombre desde que te fuiste. (CORO)

La flor de la canela * Juan Diego Florez

Déjame que te cuente, limeño,
déjame que te diga la gloria
del ensueño que evoca la memoria
del viejo puente, del rio y la alameda.

Déjame que te cuente, limeño,
ahora que aun perfuma el recuerdo,
ahora que aun se mece en un sueño
el viejo puente, el rio y la alameda.

Jazmines en el pelo y rosas en la cara,
airosa caminaba la Flor de la Canela;
derramaba lisura y a su paso dejaba
aromas de mixtura que en el pecho llevaba.

Del puente a la alameda menudo de pie la lleva
por la vereda, que se estremece
al ritmo de su cadera,
recogia la risa de la brisa del rio
y al viento la lanzaba, del puente a la alameda.

Dejame que te cuente, limeño,
Ay, deja que te diga,
moreno, mi pensamiento!
A ver si asi despiertas del sueño,
del sueño que entretiene,
moreno, tu sentimiento.

Aspira de la lisura
que da la Flor de la Canela,
adornala con jazmines,
matizando su hermosura;
alfombra de nuevo el puente,
y engalana la alameda,
que el rio acompasara
su paso por la vereda.

Y recuerda que…
Jazmines en el pelo y rosas en la cara,
airosa caminaba la Flor de la Canela;
derramaba lisura y a su paso dejaba
aromas de mixtura que en el pecho llevaba.
Del puente a la Alameda menudo pie la lleva
por la vereda que se estremece
al ritmo de su cadera;
Recogia la risa de la brisa del rio
y al viento lo lanzaba, del puente a la Alameda

José Antonio * Chabuca Granda

Por una vereda viene cabalgando Jose Antonio,
se viene desde El Barranco a ver la flor de Amancaes;
En un bere-bere criollo va a lo largo del camino
con jipijapa, pañuelo y poncho blanco de lino.
Mientras corre la mañana su recuerdo juguetea
y con alegre retozo el caballo pajarea;
fina garua de junio le besa las dos mejilla
y cuatro cascos cantando van camino de amancaes.

Que hermoso que es mi chalan! cuan elegante y garboso,
sujeta la fina rienda, de seda que es blanca y roja;
que dulce gobierna el freno con solo cinta de seda
al dar un quiebro gracioso al criollo bere-bere!

Tu , mi tierra, que eres blanda, le diste ese extraño andar,
enseñandole el amblar del paso ya no gateado.
Siente como le quitaste durezas del bere-bere,
que alla en su tierra de origen, arenas le hacian daño.
Fina cadencia en el anca, brillante seda en las crines,
y el nervio tierno y alerta para el deseo del amo;
ya no levanta las manos para luchar con la arena,
quedo plasmado en el tiempo su andar de paso peruano.

Que hermoso que es mi chalan! cuan elegante y garboso,
sujeta la fina rienda de seda que es blanca y roja;
que dulce gobierna el freno con solo cinta de seda,
al dar un quiebro gracioso al criollo bere-bere!

Jose Antonio, Jose Antonio…
Por que me dejaste aquí?
Cuando te vuelva a encontrar
que sea junio… y garúe;
Me acurrucare a tu espalda,
bajo tu poncho de lino
y en las cintas del sombrero
quiero ver los Amancaes,
que recoja para ti,
cuando a la grupa me lleves,
de ese tu sueño logrado,
de tu caballo de paso,
aquel del paso peruano!

El plebeyo * Jesús Vásquez

La noche cubre ya con su negro crespón
de la ciudad las calles que cruza la gente con pausada acción.
La luz artificial con débil proyección
propicia la penumbra que esconde en su sombra venganza y traición.
Después de laborar, vuelve a su humilde hogar
Luis Enrique, el plebeyo, el hijo del pueblo, el hombre que supo amar.
Y que sufriendo está esta infamante ley
de amar a una aristócrata siendo plebeyo él.
Y que sufriendo está esta infamante ley
de amar a una aristócrata siendo plebeyo él.

Trémulo de emoción, dice así en su canción:
El amor, siendo humano tiene algo de divino,
amar no es un delito porque hasta Dios amó
Y si el cariño es puro y el deseo es sincero
¿Por qué robarnos quieren la fe del corazón?
Mi sangre aunque plebeya, también tiñe de rojo
el alma en que se anida mi incomparable amor.
ella de noble cuna y yo humilde plebeyo,
no es distinta la sangre ni es otro el corazón.
¡Señor por qué los seres no son de igual valor!…

Así en duelo mortal abolengo y pasión
en silenciosa lucha condenarnos suelen a grande dolor
al ver que un querer porque plebeyo es,
delinque si pretende la enguantada mano de fina mujer
El corazón que ve destruido su ideal
reacciona y se refleja en franca rebeldía que cambia su humilde faz.
El plebeyo de ayer es el rebelde de hoy
que por doquier pregona la igualdad en el amor.
El plebeyo de ayer es el rebelde de hoy
que por doquier pregona la igualdad en el amor.

Trémulo de emoción, dice así en su canción:
El amor, siendo humano tiene algo de divino,
amar no es un delito porque hasta Dios amó
Y si el cariño es puro y el deseo es sincero
¿Por qué robarnos quieren la fe del corazón?
Mi sangre aunque plebeya, también tiñe de rojo
el alma en que se anida mi incomparable amor.
ella de noble cuna y yo humilde plebeyo,
no es distinta la sangre ni es otro el corazón.
¡Señor por qué los seres no son de igual valor!…

‘Todos vuelven’ en la cultura popular

Cuando en 1936 César Miró escribió los versos del vals ‘Se va la paloma’, con música del maestro Filomeno Ormeño, en homenaje a una festividad religiosa de barrio como es la del Carmen, quizás se pensó en esos días que se trataba de una página criolla más y que, como muchas, pasaría pronto al olvido, pero no fue así, porque este vals sigue perenne en el gusto público.

Un lustro después, con los versos del mismo notable escritor y música del maestro Luis Pacheco de Céspedes, se estrenaba la opereta ‘La Mariscala’ en el teatro Municipal por la cía. de Roldán Seminario que inquietó a los círculos operáticos de Lima por tratarse de una obra musical peruana.

De todos modos, César comprendió que para las mayorías, había que llegar con un trabajo que comprometa los sentimientos de todas las clases sociales. Y, como se dice vulgarmente, le cayó ‘la perilla’ el ofrecimiento de una empresa cinematográfica de Los Angeles, Estados Unidos, la filmación de una película cuyo argumento fuese el retrato del sentimiento de los latinoamericanos por retornar a la tierra amada, ofrecimiento que no se cumplió, por cuanto el empresario se desanimó de emprender el trabajo.

A estas alturas, ya el vals ‘Todos Vuelven’, con letra y música de Miró se había inspirado, inclusive César se veían con Jesús Vásquez con quien en el ensayo le hizo enmendaduras, según explica el mismo Miró. La Reina y Señora de la Canción Criolla lo estrenó y corrió como reguero de pólvora en todo el territorio nacional, convirtiéndose, como ‘Se va la paloma’, en otra página inmortal, al extremo que es común decir: «todos vuelven a la tierra en que nacieron…»

Y esta página se perenniza, como también el aire norteño que tiene bella música de Alcides Carreño ‘Malabrigo’. Es que no es para menos, amables lectores, César Miró es el único autor y compositor laureado del Perú, Premio Nacional de Cultura, orgullo de nuestros autores de música y versos populares, de aquellos que son cantados y tarareados por nuestro pueblo.

«Todos vuelven a la tierra en que nacieron» es dicho incorporado al refranero del Perú y es también orgullo de nuestra cultura popular que silba, canta o tararea nuestro pueblo.

Martes 11 de Junio de 1991.

Por Gonzalo Toledo

Columna “Déjame que te cuente…” (Diario El Comercio)

‘Todos vuelven’ en la voz de Jesús Vásquez

‘Rencor’ no es vals ficción

Augusto Rojas Llerena, limeño nacido en los Barrios Altos en 1924, pero afincado desde niño en el primer puerto, a los 15 años de edad ya era compositor y nada menos que con el popular vals ‘Rencor’. A fines de 1939, todo el Perú cantaba:

«Creíste que sin tu amor no iba a vivir
mostrándome indiferente te dejé,
si me quisiste fue por burla y nada más…»

‘Rencor’ no es vals ficción, es un tema escrito por un adolescente en 1939 que vivió un romance trunco. Por el propio autor se sabe que al cumplir 15 años se enamoró de Angélica de 22, y al enterarse de que para ella había otro amor de por medio, se decidió por alejarse de ella, escribiendo un vals que hasta hoy todos cantan.

Quizás, este tema, abrió las puertas de la inspiración de Augusto Rojas Llerena que tuvo otros resonantes éxitos como: ‘Calla corazón’, ‘Amada mía’, ‘Tu retrato’, ‘Para que te quiero tanto’, ‘Presentimiento’, ‘Rosa de América’, ‘Navidad del niño’, ‘Milagro’, ‘Pobre muchachita’, todos ellos coparon gran preferencia del gusto público en la década del 50.

Los criollos de nuevo cuño ya le están reclamando sus valses inéditos; ‘Hablemos claramente’, ‘Los años han pasado’, ‘Recién lo comprendo’, ‘Mentirosa’ y ‘Lustrabotas’.

Con los temas anotados, Augusto Rojas Llerena se constituye como uno de nuestros compositores criollos más destacados por la fecundidad y popularidad de sus obras.

Martes, 11 de Mayo de 1993

Por Gonzalo Toledo

Columna “Déjame que te cuente…” (Diario El Comercio)

Aquí les dejo el vals ‘Rencor’ en la voz de Milly Huambachano.